NUEVO SISTEMA DE GESTIÓN DE BAJAS LABORALES

El Real Decreto 625/2014 de 18 de Julio, estableció una nueva regulación de los procesos de incapacidad temporal durante los 365 días iniciales sea cual sea el régimen de la Seguridad Social en el que nos encontremos y con efectos desde el pasado 1 de Diciembre de 2015. En base a su contenido, la Orden ESS/1187/2015 de 15 de Junio vino a desarrollar de una forma mas exhaustiva la tramitación de las bajas y altas medicas derivadas de dichos procesos de incapacidad temporal.

El nuevo marco normativo se producen cambios en el sistema de gestión si bien en el presente artículo voy a centrarme fundamentalmente en los cambios que afectan de forma mas directa y significativa al trabajador.

En primer lugar hay que apuntar que con la nueva regulación la baja médica no solo la dará el médico de referencia de cada trabajador (lo que se conoce como médico de cabecera) sino que también podrá darla el facultativo que realice el primer reconocimiento al trabajador, lo que en la práctica se traduce en que a partir de ahora los médicos de urgencia podrá dar la baja al trabajador en los casos en que lo estimen oportuno y no como hasta ahora que te remitían a tu médico de cabecera.

La segunda gran novedad es que el facultativo que de la baja al trabajador deberá encuadrar dicha baja según unos baremos previamente establecidos de duración estimada de los procesos de incapacidad. Así pues existen 4 tipos de baja según su plazo estimado de recuperación:

-Procesos de duración estimada muy corta: Son aquellos cuya duración será inferior a 5 días. En este tipo bajas el parte de baja y alta se expedirá en el mismo momento y el trabajador dispondrá de 24 horas a partir de la fecha de alta para presentar los partes a la empresa. En este tipo de baja médica por su propia entidad no corresponde la emisión de partes de confirmación. Además el trabajador podrá solicitar que se le realice un reconocimiento médico el día que se haya fijado como fecha de alta, y el médico podrá emitir el parte de confirmación de la baja, si considerase que el trabajador no ha recuperado su capacidad laboral encuadrando dicha situación en cualquiera de los siguientes escenarios.

-Procesos de duración estimada corta: Son aquellos cuya duración esté comprendida entre 5 y 30 días. En este escenario el primer parte de confirmación se expedirá en un plazo máximo de siete días naturales desde la fecha de la baja médica y el segundo y sucesivos partes de confirmación se expedirán cada catorce días naturales, como máximo. El trabajador dispone de 3 días para entregar estos partes a la empresa.

-Procesos de duración estimada media: Son aquellos cuya duración esté comprendida entre 31 y 60 días. En este escenario el primer parte de confirmación se expedirá en un plazo máximo de siete días naturales desde la fecha de la baja médica y el segundo y sucesivos partes de confirmación se expedirán cada veintiocho días naturales, como máximo. Igualmente el trabajador dispone de 3 días para presentar a la empresa dichos partes.

-Procesos de duración estimada larga: Son aquellos cuya duración se prevea superior a 61 días. En estos casos el primer parte de confirmación se expedirá en un plazo máximo de catorce días naturales desde la fecha de la baja médica y segundo y sucesivos partes de confirmación se expedirán cada treinta y cinco días naturales, como máximo. Igualmente el trabajador dispone de 3 días para presentar dichos partes a la empresa.

En lo que respecta a otros cambios introducido hay que hacer referencia a que a partir de ahora las Mutuas podrán controlar al trabajador desde el primer día de la baja y no desde el decimosexto como hasta ahora, formulando propuestas de alta y reconocimientos médicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.